Argentina: habrá importación puntual de propano, ante escasez por baja producción de gas natural

Jueves, 3 de Junio de 2021

Distintas fuentes confirmaron que YPF Gas estaría importando un barco de propano para abastecer en tiempo y forma en plena temporada.

El faltante de gas propano en la Argentina es una realidad. La escasez, unas 3.000 toneladas, se debe a la siguiente combinación de factores: una baja de la producción de gas natural; poca cantidad de producto (gas rico) en refinadoras y el retiro de algunas refinadoras en la entrega de producto al mercado.

Lo que se avecina es un invierno con tensión en la provisión y la casi segura importación de un barco con propano a manos de la firma YPF Gas. A continuación, las causas y la situación.

Materia prima, faltante

La producción de gas viene con cierto declino en el último año, por motivos estructurales como, por ejemplo, la falta de pago en el Plan Gas Ar (lo que se firmó en diciembre y enero todavía no se abonó). Ante ésta situación las petroleras se dirigen a producir crudo, que tiene un muy buen precio y facilidad para su exportación. También inciden los hechos circunstanciales como fueron los conflictos gremiales en la provincia de Neuquén.

Todavía hoy tiene impacto el faltante de producción por los cortes de ruta en marzo y abril pasado de empleados estatales neuquinos, siendo el conflicto gremial que más inconvenientes generó porque fue al inicio de la demanda invernal. A esto se le sumó el reciente paro de los trabajadores portuarios que demoró la puesta en los sistemas de regasificación el gas importado. Esto generó que mucho gas rico que debía ingresar a refinerías pasó directamente a consumo residencial, a través de las distribuidoras de gas.

Habrá que ver si la producción se normaliza, pero si eso ocurre será en el transcurso del invierno o a fines, lo cual el propano se necesita en esos días de pico de demanda.

Menos proveedores

Desde el lado de la producción, también hay una contracción en la oferta de las principales refinadoras. Veamos los casos.

YPF: Hizo una parada de planta en la refinería de la ciudad de La Plata, lo cual ya está delineando la importación de un barco de propano para suplir la merma propia.

Axion: la petrolera de la familia Bulgheroni contribuyó a la escasez de oferta debido a la modernización de su refinadora en Campana, Buenas Aires, pues todo el propano que elabora sirve como energía para dar marcha a los trenes de producción de otros productos refinados, principalmente naftas. En el caso de butano, abastece en tiempo y forma.

Refinor: desde hace años que su producción en su planta de Campo Durán, Salta, declina porque Bolivia dejó de proveer gas rico, pues refinan antes en las dos refinadoras de YPFB: Senkata y Gran Chaco.

Trafigura: la empresa de origen holandés dejó producir propileno, de donde sacaba el propano, por la cual fue otro actor que dejó de contribuir a la oferta de producto.

Por consiguiente, lo que se puede observar, y que ratificaron distintas fuentes del mercado, es que de mínima hay un faltante de unas 3.000 toneladas de propano, aunque algunos consideran que esa cifra se podría ubicar en las 5.000.

Por último, resultó paradójico como la secretaría de Energía de la Nación dio permiso de exportación a un cargamento de propano hace más de 20 días, sabiendo la tensión en la provisión y producción en el mercado interno, y a las puertas de la importación de producto.