Colombia: ante una demanda que puede subir, pero con la amenaza del incremento del precio internacional

Jueves, 8 de Abril de 2021

En diálogo con americaglp.com, Felipe Gómez, presidente de la Agremgas, analizó las perspectivas de crecimiento, las acechanzas y las oportunidades que tiene el sector del GLP colombiano.

Desde la Asociación Colombiana de Comercializadores de Gas (Agremgas), su presidente Felipe Gómez advirtió que existe preocupación en el sector de que si continúa subiendo el precio internacional del GLP, provoque una caída de las ventas en el mercado interno.

A su vez, en diálogo exclusivo con americaglp.com, precisó que habrá un normal abastecimiento a las plantas de envasado, tanto desde la petrolera estatal Ecopetrol como así también de las empresas que importan.

La esperanza de los envasadores y distribuidores está en que el consumo residencial (en donde se comercializa el 73% del GLP) mantenga el crecimiento que vivenció el año pasado, y continúe en alza la demanda en el sector industrial. Además, con expectativas positivas se espera que se termine de reglamentar el uso de GLP en automóviles y en los motores náuticos.

Cómo ve el comportamiento del mercado (demanda) en el 2021, a partir de los aumentos del precio internacional del GLP?

Nos preocupa mucho un impacto de la demanda a la baja, si el precio sigue subiendo. Según nuestros cálculos habrá un incremento adicional al distribuidor para abril cercano al 5%.

En los dos primeros meses del año 2021,  la demanda se mantuvo estable en niveles promedio de 2020, a pesar del alza del mayorista a los distribuidores (58% enero a marzo), en parte porque dichos distribuidores mitigaron parcialmente el impacto en el usuario final, que cabe recordar en un 73% corresponden a mercado residencial en núcleos poblacionales de bajos ingresos y  con alta afectación social y económica.

Históricamente una vez que pase la ola de frio en el norte, el índice internacional suele moderarse e incluso reducirse, de ser así nos permitiría mantener la senda del crecimiento en promedios históricos del 3%.

 

¿En qué sectores habrá menores consumos, y cómo repercutirá en la economía de las empresas envasadoras?

El sector más estable siempre ha sido el residencial que abarca en promedio el 72-73% del mercado total y se comporta relativamente estable, esperamos continúe su comportamiento. En 2020 el sector residencial creció el 5% frente a 2019, debido principalmente a los confinamientos estrictos, permitió mantener la demanda sin caídas abruptas (excepto abril) compensando buena parte de la baja en la actividad industrial y comercial y fue pilar fundamental en la estabilidad y crecimiento del mercado.

El uso industrial ha venido apoyando el crecimiento desde 2019 creciendo en 2020 a una tasa del 16%, junto con el uso residencial creció 5% y compensando parcialmente la caída del sector comercial -20%. A los niveles actuales de precio, inicia un punto de sensibilidad en el que pierde competitividad y puede ceder cuota de mercado frente a otros energéticos, como se ha visto en enero y febrero.

El sector industrial reportó una cuota de mercado a febrero de 2021 del 15% con 8´197.979 kg casi 1´000.000 kg menos que en diciembre de 2020.

Los distribuidores que son a la vez envasadores han tenido en las ventas a granel a la industria, un pilar básico de crecimiento, si el precio sigue subiendo perderán competitividad y cuota de mercado. En este sector es donde vemos mayor sensibilidad al igual que en el comercial, aunque las cifras de este son menores en volumen de mercado, toda la actividad laboral restringida por la pandemia afecta fuertemente este segmento.

¿Cómo ve el abastecimiento de GLP para el transcurso del año?

Estamos en una coyuntura para el primer semestre del año  2021 en la que a pesar del precio, el abastecimiento está siendo cubierto mayoritariamente de fuente nacional (Ecopetrol 90% precio regulado y otras fuentes nacionales no reguladas 7%), con unos niveles bajos de producto importado (+/-3%).

Para el segundo semestre del presente año, inicialmente se había estimado retiro de cantidades por parte de Ecopetrol muy importantes para autoconsumo en procesos de codilución y generación de energía en campos y refinerías, que podrían generar déficit de cantidades hasta del 41% de la demanda, a cubrir con producto importado.